Previa ALDS. Astros-Athletics

Después del calentamiento que fue la ronda de comodín empiezan los playoffs de verdad. Aquí la previa de un choque con dos equipos que se tienen muchas ganas: Astros y Athletics.

Previa ALDS. Astros-Athletics

Pues como vais a leer más adelante, bienvenidos a la previa de dos equipos que se detestan profundamente. Los Houston Trahstos, los malos que toda película necesita y que está aquí para completar una cartelera espectacular en unas Series de División de la Americana que, a priori, tienen una pinta magnifica.

Por ir dando pinceladas, las ofensivas de los dos equipos han estado por debajo de los esperado. En el caso de Houston muy por debajo. Venían de dominar la Americana como una apisonadora, pero el ataque se movía a niveles históricos, con una relación entre contacto, poder y disciplina en el plato difícil de explicar. Bueno, al final nos lo acabaron explicando. No obstante, conviene recordar que el lineup de los Astros está plagado de grandes jugadores que no han tenido su mejor temporada.

Sin Chapman, el lineup de los A’s , pierde a su mejor jugador. Una baja que se hace todavía más sensible en una temporada en que ni Olson ni Semien han estado especialmente acertados.

Dicho lo cual, y estando seguro de que los dioses del béisbol nos van a llevar la contraria, la serie se va a jugar en las catacumbas del pitcheo.

Las rotaciones

Dusty Baker saco el libreto en la serie de comodín y puso a Rocco Baldelli a estudiar. Tapó su mayor debilidad, el bullpen, utilizando con mucho éxito a dos abridores, como Cristian Javier y sobre todo Framber Valdez,  desde el relevo.

¿Es esta estrategia sostenible?

Pues la respuesta lógica es no, a no ser que todo le salga a los Astros a pedir de boca, que en cierto modo fue lo que paso en la ronda de comodín. La inoperancia de los Twins no puso de manifiesto algunas de las debilidades de los Astros, que evidentemente las tiene, porque sino no hubieran perdido tantos partidos.

  • McCullers y Valdez serán los abridores por parte de Houston para los dos primeros partidos.
  • Bassitt y Manaea abrirán por los A’s

Previa ALDS. Astros-Athletics

Mirar más allá en esta serie no tiene muchos sentido porque ambos managers se irán adaptando a las circunstancias. Todo lo que hacen estos equipos tiene una explicación muy buena detrás. El problema suele ser que nosotros no la entendemos y la juzgamos a partir del resultado, como si el otro equipo no existiera.

Bob Melvin y la gerencia de los A’s colocan a Bassit simplemente porque ha sido su mejor lanzador durante el año. El más consistente. No tiene un stuff al nivel de los mejores pitchers de la liga, pero ha lanzado un temporadón, bueno mejor dicho uno mini. Y lo ratificó en el comodín ganando el partido que había que ganar.

Manaea es un buen pitcher, al que todo el mundo recuerda injustamente por su desastrosa actuación en los pasado playoffs;  no casa especialmente bien con un lineup de Houston, un gigante dormido repleto de bateadores diestros. El mismo problema tuvo Jesús Luzardo contra los White Sox, pero en este caso no conviene dar ventajas, porque no se nos olvide: lo Astros son los malos de la película.

Utilizar a Fiers, Montas, Luzardo o incluso a Minor, son todo ideas que están sobre la mesa, y sobre todo, en caso de duda, bullpen. Una ventaja que tiene Oakland.

En caso de duda bullpen es algo que no se puede ni plantear Dusty Baker, que necesitara que sus abridores, que han sostenido al equipo en la temporada regular, sigan dando la cara en estos playoffs. Sorprende que no hayan optado por Greinke para el primer partido, pero McCullers terminó muy bien el año y no utilizarlo es desaprovechar un pieza importante mientras sobrecargas otras.

El relevo espectacular de Framber Valdez, no exento de suerte, ante los Twins no es casualidad. El zurdo ha acumulado entradas y excedido cualquier plan que hubiera con él. Pero el factor X debería de ser Urquidy, que después de la lesión también ha estado a un gran nivel y que tiene experiencia, y de la buena, cuando las luces más alumbran.

En definitiva, si unimos a la ecuación a Cristian Javier, otro rookie que ha respondido muy bien, los Astros tienen una profundidad en cuanto a la rotación que necesitan exprimir al máximo para huir de su mayor debilidad, el bullpen.

La mayor diferencia: los bullpens

Un factor que podría decantar la eliminatoria a favor de un equipo: el bullpen.

Si los A’s son capaces de bajar al barro a los Astros y convertir esto en un batalla de bullpens, llevan todas las de ganar. Pero en este caso creo que Dusty Baker va a ser mucho más astuto que Rick Renteria y no se va a dejar llevar por las emociones. Tienen un plan, y si el contexto lo permite, lo van a seguir. Exprimir al máximo las entradas de sus abridores, en el rol que sea, y extenderlos hasta llegar Pressley, la única pieza realmente de garantías en esa unidad.

Explicación a todo esto: lesiones como la de Osuna, pérdidas en la agencia libre como Harris o simplemente que este año 2020 es especialmente difícil para todos, pero todavía más para los Astros por razones evidentes.

Previa ALDS. Astros-Athletics

Por el otro lado un transatlántico. El bullpen que más Win Probabilidy Added ha aportado a su equipo. Calidad y cantidad, maestría en el manejo. Los roles en esta unidad están más definidos que en otro super bullpen como el de los Rays, pero cuidado, que esa idea es susceptible de cambio y Melvin puede dar un golpe de timón en cualquier momento.

Utilizar a Montas o Petit para relevos largos y a Wendelken, Trivino, Diekman, Soria y a Hendriks incluso por múltiples entradas, puede meter un nivel de presión muy alto a los Astros que tienen muchas menos opciones disponibles y que necesitan algo, como ya encontraron en el comodín, para competir en este aspecto en el que lucen muy por debajo.

La ofensiva de los A’s es lo que es, la de los Astros no lo sé…

El mejor bateador de los A’s ha sido Sean Murphy, lo cual no sorprende, pero si preocupa. Eso no quita que el excepcional novato a la defensiva, del que nadie habla para el Novato del Año porque ser catcher no es sexi, tenga potencial para ser uno de los mejores en la receptoría. Solo la lesiones podrían impedírselo. Una lesión, en este caso de cadera, lo que no es poca cosa, acabó de forma abrupta con la temporada de Matt Chapman. Ponernos a hablar de todo lo que han perdido los de Oakland sin Chapman, pues no aplica, pero es mucho y les quita mucho vuelo.

Y lo es más cuando ni Olson, ni Semien han estado a la altura de lo que se esperaba, e incluso Laureano ha ido muy de más a menos. Canha, Grossman, La Stella son buenos jugadores, son los «Steve Pearce» que Oakland necesita que den un paso adelante. No obstante, se hace muy difícil pensar que si Olson o Semien no empiezan a batear los Athletics puedan competir en una Americana con equipos armados hasta lo dientes de recursos. Muchas veces lo que necesitas son recursos, y no tanto talento, y de eso Oakland tiene. En ese lineup hay mucho WAR, pero no ha acabado de demostrarlo.

Por el otro lado, los malos de la película. El equipo que nadie quiere que gane, y de ese alguien dudarías en todos los órdenes. Pero es que de eso está hecho el deporte. De malos y buenos, y hay pocos jugadores más odiados ahora mismo que Bregman y Altuve. Los dos han jugado, muy mal, sin ambages. Pero los dos tienen mucho talento y aunque posiblemente el suelo del lineup de los A’s es más estable, el techo del lineup de los Astros es mucho más alto.

Esa alineación ha dominado con mano de hierro la Americana y la MLB. A veces no se gana y la sensación de disfrutar jugando al límite muchas veces te pone en situaciones difíciles. Los jugadores de los Astros ya jugaron el año pasado con ruido de sables. Una noticia como la que publica The Athletic no sale de un día para otro. Mentalmente, sin ningún ánimo de dar lecciones éticas, es una situación muy difícil de gestionar, por eso me parece digno de admirar el aplomo con el que los de Houston han disputado el comodín.

Cada partido que pase y les salgan las cosas les convierte en un rival más peligroso. El mejor este año ha sido Springer, que busca contrato. Interesados llamar a Boras con el dinero por delante. Pero Michael Brantley ha estado a un gran nivel y la explosión, todavía controlada, de Kyle Tucker les ha permitido navegar por un bajón de rendimiento brutal de peloteros increíbles.

Previa ALDS. Astros-Athletics

INCREÍBLES, ese es justo el adjetivo que buscaba. Para bien y para mal. Pero la defensa de Bregman nos ha recordado lo bueno que es. Bueno pero humano. Porque Correa busca un contrato con chulería, pero sabiendo que el escándalo y su fragilidad le van a costar mucho dinero. La lista de y sis es tan grande que se hace difícil imaginar un escenario en que los Houston Astros ganen la serie.

Pero, si los A’s no imponen su guión y bajan los partidos al barro del bullpen, el talento de los Houston Astros, una ofensiva histórica en muchos aspectos, deplorable en otros, les va a meter en problemas.

Y es que en el fondo todos somos un poco Barry Bonds y el que este libre de pecado que tire la primera piedra.

Newsletter DosUnoSiete

Conviértete en Insider y recibe los mejores contenidos gratis en tu email