Previa ALCS. Rays-Astros

Después de ganar al Imperio del Mal los Rays se miden con los Astros, los otros malos de la película. Tampa busca continuar con su gesta, Houston con su particular desafío contra la opinión pública.

Previa ALCS. Rays-Astros

Los malos suelen estar mucho más a gusto en su papel. No les pasa como a los buenos, que pierden mucha energía entre las manos de la ética. Da la sensación de que el grupo de los Astros, o lo que queda de él, que no es mucho, quieren demostrar a todo el mundo del béisbol que les importa poco su opinión.

Pero el escollo que se han encontrado en el camino, los Rays, es un equipo duro. Forjado en las catacumbas del pitcheo y donde los bates son jugadores sin nombre que en algún momento alguien desechó.

El año pasado estos dos equipos ya libraron una batalla cruenta. De las que dejan cicatrices. Los roles están muy definidos y todos vamos a querer que los Rays salven al béisbol del oprobio de los Astros. Todo esto no deja de ser una patraña, no sé si me he equivocado ni si me creo lo que estoy escribiendo, pero: todos vemos esto porque se escriben los mejores guiones.

El quinto partido de la serie entre los Yankees y los Rays nos lo dejo claro. Un producto gourmet no apto para todos los públicos, que puso a prueba los corazones y que los Rays ganaron con los analistas, pero sobre todo con algo tan humano como la resiliencia.

Los malos despertaron, vaya si lo hicieron

Las estadísticas del ataque de los Astros han llegado para recordarnos el inmenso talento que atesora ese lineup. Ridiculizaron al que hasta ahora había sido el mejor bullpen de la MLB está temporada (el de los A’s)a y no por poco. Asomaron la patita contra los Twins, aunque ganaron más por oficio. Ante los Atléticos arrasaron. Es cierto que todos dudábamos de la rotación de los de Oakland, con muchas opciones pero ninguna realmente buena. Houston no solo se cebo con lo abridores, también lo hizo con los relevistas.

Previa ALCS. Rays-Astros

Nadie, absolutamente nadie esperaba la exhibición del lineup de los Astros. O sí, porque son muy buenos y están jugando con absoluto resentimiento. Correa es la punta de lanza de un equipo cuya ofensiva forma parte de la historia de este juego. Con asteriscos, sí, como Barry Bonds, pero el béisbol de estos años no se puede entender sin estos «Trashtos».

Tengo la sensación de que los A’s, que cambiaron este juego con sus ideas, se han quedado atrás. El tito Billy ya no está a la vanguardia. Ahora, Tampa es un equipo mucho más preparado para limitar a esta fuerza de la naturaleza que son los bats de Houston. Tiene los argumentos, tanto por la calidad de los lanzadores, por la variedad de opciones y por la fluidez de los roles. Aún así no estoy convencido de que todo esto les de para parar a la ofensiva de los Astros.

Quiero pensar que la misma coherencia, que el mismo hombrecillo sentado en un despacho de los Rays, aporreando teclas y que diseñando planes de partido perfectos para limitar a la ofensiva de los Yankees, puede hacer lo mismo contra este ataque. Pero no nos engañemos, los Astros han demostrado cosas que los del Bronx han querido y nunca han sido capaces de conquistar.

Los Rays han superado a los Yankees con Lowe y Meadows bateando nada. Lo sé, no es verdad, pero ha sido la mínima aportación de Meadows, ¡pero en que momento!, lo que generó el momentum que lo cambio todo. Pero hay que rascar, los platoons complican mucho los planes de partido de los equipos rivales. Yandy Díaz, Wendle y Adames están teniendo at bats de calidad muy por encima de lo que reflejan los números.

Previa ALCS. Rays-Astros

Pues van a necesitar un punto extra, un Arozarena, para no verse excesivamente presionados por una ofensiva de los Astros, que sobre el papel es superior, y que es el punto de equilibrio de una serie en la que domina Tampa claramente en términos de pitcheo, los Astros , sin Cole y Verlander, tienen que competir a golpe de bate.

Las rotaciones

Los Rays además de ganar a los Yankees, han quedado perfectamente alineados para la siguiente serie, con Snell y Morton descansados, y con la puesta a punto hecha por parte del lineup de los Yankees.

Previa ALCS. Rays-Astros

Tanto Snell como Morton no son tan buenos como pensamos. No lo son por diferentes motivos. El físico no nos los ha enseñado en plenitud, pero ha dejado los destellos suficientes para dominar a los Bombarderos del Bronx. Pero si Houston sigue a este nivel puede sacar muy pronto de los partidos a estos lanzadores, un poco como hicieron con los de los A’s. Tampa tiene un plan para evitarlo, siempre lo tiene, pero Houston necesita exponer la debilidades de Morton y Snell, castigar su «pitch around» cuando no atacan la zona.

La utilización de Glasnow con dos días de descanso, nos dejo gotas de un pitcher que cuando entra en la zona, esta al nivel de los mejores, pero que necesita encontrar la consistencia y posiblemente un lanzamiento más que complemente a uno de los mejores stuff de la liga. Glasnow no es un ace, porque no va largo, pero es prácticamente imbateable. Bueno, pues no puedo afirmarlo, todo esto es papel mojado y queda pendiente de evolución.

El uso de pitcher que van a hacer los Rays y la previsión de abridores queda totalmente supeditada a las circunstancias. Porque es su escenario, resiliencia y adaptación. Openers y bullpen day, veremos cómo juega Tampa al ajedrez de los bates, pero que os vaya sonando a los nuevos.

Al otro lado de la barricada, Houston está muy limitado. Lo está porque en un año ha perdido el talento diferencial de Cole y Verlander. Lo está por la salud de Greinke, que no está para mucho y porque su área de debilidad, aunque no lo ha sido a lo largo de esta «temporadita» les pone en match-up donde la ventaja teórica siempre la tienen los Rays.

Lo dicho, empieza Framber Valdez, que se ha mostrado muy solvente y que le ha resuelto a Dusty Baker muchas papeletas, y además desde diversos roles. Llegados a este punto, no veo como pueden ganar los Astros si Valdez no continua en esa misma línea. Necesitan solidez y entradas para no exponer un área del equipo, el bullpen, en la que son claramente peores. Lo son por mucho que Javier y Paredes hayan ascendido en el escalafón y rendido a un nivel muy alto.

Previa ALCS. Rays-Astros

McCullers y Urquidy han estado muy limitados por las lesiones pero, aunque probablemente se vean las caras con pitchers en teoría superiores, como Morton, Glasnow y combinaciones de bullpen diversas e indescifrables, la falta de profundidad de las actuaciones de los abridores de Tampa deja abierta una puerta a una duda razonable. Un 60-40 con el que se puede trabajar.

Una puerta que se abre siempre partiendo de que la ofensiva sea la que nos hemos encontrado en estos playoffs y presione la toma de decisiones de un Cash que gestiona el leverage index como el que se come un Chupa Chups. Los bates de los Astros tienen que sacar de su zona de confort a los brazos de los Rays y al que todo lo sabe y nunca hace nada, el manager del año en la Americana y aquí no admito discusión, Don Kevin Cash.

En Greinke no creo, pero puede que… Debe cantar lanzamientos, lanzar a capricho, dibujar magia y ver si le queda algo en el tanque. Los Astros lo necesitan verdaderamente si quieren algo más que ser los malos que mueren a la orilla.

No hay batalla de bullpens

Escribo esto para que pase todo lo contrario y pecar del mal del comentarista o que me acusen de gafe. La verdad que no, mis simpatías son para los Rays e intento buscar cierta objetividad.

Los Astros necesitan que en términos de bullpen más que batallas haya escarceos y no parece un escenario probable. Aunque sólo la ofensiva de Houston puede forzar esta narrativa.

Cristian Javier, en un rol del relevista que lanza raro, saca varias entradas adelante y hace el trabajo. Enoldi Paredes, que de repente se ha hecho mayor en el rol que se le proyectaba y sí, lo ha hecho muy bien. Ambos han estado muy sólidos como puente hacia un todavía más sólido Pressly, pero no sé si se debe más a ofensivas inoperantes o a que de verdad hay algo más mollar en ese bullpen. No lo sé, pero les hace falta.

Porque Tampa, que recupera a Alvarado, tiene a Castillo, Fairbanks y Anderson, sencillamente el mejor core de bullpen de toda la MLB. Y se puede afirmar sin ningún rubor, porque ha sido puesto a prueba y ha respondido, ha intimidado e incluso ha ido despejando dudas en el camino. Los secundarios del bullpen van a tener importancia en esta serie y eso le da un punto más a Tampa, básicamente porque es su hábitat, ganarte con las ganancias marginales del cuidado del detalle.

Sí, eso en lo que tú no reparaste y que al final resultó ser la diferencia. Como esa distribución del lineup con platoons que anulan tu estrategia del opener con la que intentas ser más listo. O la utilización del closer en la tercera entrada de un partido en el que te juegas la temporada. Houston tiene que estar preparado para competir y creo que lo está. Un Dusty Baker muy bien asesorado está sumando a su sensatez habitual mucho smart-béisbol. Y sinceramente le queda muy bien.

Hay muchos escenarios, algunos de ellos ni los propios Rays los contemplan, por los que pienso que Tampa va a ganar. Es posible que sea porque quiero que gane. Pero sólo veo uno en lo que lo hacen los Astros, pero que tampoco pienso que sea muy improbable: «Que la ofensiva de los Astros entre en la historia del béisbol». Y si lo hace, lo lograrían con unos bates que todos podemos recitar de memoria.

Newsletter DosUnoSiete

Conviértete en Insider y recibe los mejores contenidos gratis en tu email