Crónicas de los Yankees

Analizamos el inicio de temporada de los New York Yankees. Dudas en una rotación incapaz de lanzar profundo en los partidos y un Aaron Judge en plan estrella.

Análisis del inicio de temporada 2020 de los New York Yankees

Los Yankees empiezan un serie de nueve juegos en casa en medio de un cierto pesimismo, pero en cierto modo justificado. Hay que poner contexto en una franquicia que se mueve con compulsión, sentimiento extremo y esto en un negocio no suele ser bueno. Para levantar el ánimo lo mejor de este principio de temporada, Aaron Judge, al que sólo la salud le impide ser la cara de la liga.

La  serie con Tampa hay que valorarla en su justa medida. Los resultados no han sido buenos y la sensación de incomodidad que sienten los Yankees en el Tropicana Field no es nueva.

El único problema real hasta ahora en la temporada ha sido la rotación, entre la peores de la MLB. Por eso las salidas de Tanaka y Paxton en Tampa son razón para un moderado optimismo. Viene un agosto de calendario complicado, básicamente enfrentando a Atlanta, Tampa, Boston y los Mets, pero mucho más racional en cuanto a su intensidad si la situación del COVID se estabiliza.

Establecer la rotación es el objetivo y una semana con dos días de descanso era lo que recetaba el médico a un equipo que necesitaba un reset.

La lesión de Stanton ha sido especialmente dolorosa. Giancarlo estaba dejando muy buena sensaciones, sobre todo y no es ironía a nivel físico, robando bases y corriendo con naturalidad. A pesar de ciertos montos que los Marlins tendrían que asumir, estamos ante un contrato que se puede convertir en uno de los mayores albatros de la historia de la MLB y que a día de hoy parace imposible encontrar un contexto en el que los Yankees se pudieran deshacer del slugger.

Y, manipulaciones de servicio a Miguel Andújar al margen, o un mal timing, se abre una ventana para un extraño elemento llamado Clint Frazier, jugador que nunca ha encajado, sobre el que hay toda una literatura de especulaciones, pero que tiene un innegable talento y el talento siempre tienen oportunidades. En su mano está aprovecharla.

Andújar.

Miguel Andújar es un buen jugador que puede convertirse en uno muy bueno en el contexto adecuado. Con un caso muy sólido para haber sido novato del año y al que las lesiones, Gio Urshela y una mala suerte con el timing le han colocado en una situación difícil. Todo eso y su defensa, que es muy mala, por no usar el eufemismo de que esta por debajo de la media.

El jugador ha trabajado, entendiendo que su desempeño en tercera base es un problema, los Yankees le han dado repeticiones en el jardín izquierdo, pero todo este contexto ha generado un problema. Miguel Andújar ha estado tan perdido en el plato que su mejor virtud, por la que le quieres todos lo días en tu lineup, ha lucido tan mal que los Yankees han tenido que tomar la decisión de reasignarle. La excusa fue la reducción de roster a 28, pero que hay detrás:

  • Andújar llega a 2020 con 2 años y 2o días de servicio. Necesita 54 días en el roster activo(de los 61 de esta temporada) para alcanzar los 3.0. Seguro que el equipo ha hecho los cálculos del Super 2, pero sólo en el caso de que los Yankees no consuman su opción de ligas menores perdería tiempo de servicio, aspecto que en general no se está teniendo en cuenta en el análisis.
  • Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los Yankees ¿pretendan? traspasar a Miguel Andújar. El único escenario que contemplo es para reforzar el pitcheo abridor  y estaban devaluando un activo que estaba luciendo muy mal.

El cierre del mercado de traspasos esta muy cerca y esta temporada, territorio desconocido, puede generar escenarios imprevisibles.

La rotación.

La rotación de los Yankees está mal y por difícil que lo parezca, ha estado peor. La ausencia de Tanaka y el rendimiento de Paxton, con síntomas evidentes de estar muy lejos de su mejor nivel, se unen a la sensación de que a Happ no le queda nada en el tanque y de que Montogomery necesita tiempo. Aunque ese regusto es amargo, Tampa nos dejo una salida muy buena de Tanaka y un Paxton que dejo por fin signos de mejora. Sus mecánicas han dado un pasito adelante y logra extenderse mejor. Ya no parece el pitcher submarino de sus primeras salidas, pero Matt Blake tiene mucho trabajo por delante. Y  la pregunta es:

¿Y si no se hubiera fichado a Cole?

La rotación hubiera sido un drama absoluto y el bullpen, que está sufriendo mucho y que sin Kanhle y Chapman no luce tan sólido como otros años, estaría absolutamente descapitalizado.

Paxton.

La operación de espalda nos ha enseñado una versión de James Paxton, que ha preocupado y mucho a la nación Yankee. Signos de mejoría  y un análisis de su temporada hasta ahora que desglosa este artículo de un blog que recomiendo desde ya para seguir la actualidad de los New York Yankees, @ViewsFrom314ft. Han agarrado el relevo de River Avenue Blues y aportan un contenido de mucha calidad.

Evidentemente la falta de velocidad es un problema en un pitcher y más en uno como Paxton que se apoya en su bola rápida constantemente y sin la cual el resto de lanzamientos son muy difíciles de establecer. Por ahora no quiero hacer valoraciones en un contexto como el de esta temporada, pero Paxton es agente libre al final de esta temporada y parece muy difícil que los Yankees le puedan ofrecer un contrato con la situación actual de payroll, así que hay mucho en juego en el aspecto económico y en el deportivo.

JA Happ

Se acerca el final de Happ en los Yankees, cuyo contrato se extendería por un año y un monto de 17 millones si empieza 10 partidos, y es algo que no va pasar. No se justificaría por su rendimiento, por la situación de futuro en términos salariales, complicaría renovaciones de contrato como la de Tanaka o LeMahieu prioritarias para los Yankees. Lo más normal es que la situación acabe con un «unconditional release» para un caballero del montículo al que se le ha acabado la gasolina.

El populismo(y yo que sé) del Clarke Schmidt lo haría mejor os lo dejo en este artículo en el que analizamos las granjas de los Yankees.

Objetivos de traspaso realistas

El acuerdo que se alcanzó para la ampliación de la postemporada tenía un regalo encubierto en forma de suspensión del competitive balance tax por esta temporada, lo cual podemos afirmar que favorece y no poco a los Yankees y en cierto modo obliga a Cashman a ser agresivo y aprovecharse del contexto generado.

Tiene que mejorar el equipo y es posible que tenga que sobrepagar en términos de talento, pero la ventana a nivel económico es apremiante y es posible que la oportunidad sea única.

Las áreas a mejorar están claras y agosto va a poner los puntos sobre las ies, sobre todo en cuanto a la rotación, puesto que la presión que se le está metiendo al bullpen es insostenible.

  • Rotación.
  • Relevista que cubra el boquete que ha dejado Kanhle, sobre todo que tenga buenos splits contra bateadores zurdos.
  • Un catcher suplente, pero un jugador de complemento.
  • Un bateador zurdo, este un movimiento que por filosofía de organización los Yankees no van a hacer porque no creen en esta idea, pero lo pongo porque es una idea objeto de discusión.

Lance Lynn y Mike Minor, Texas

No está claro la dirección que van a tomar los Texas Rangers en este mercado de traspasos, pero si deciden vender seguro que Cashman va a estar al teléfono.

La mejor opción para los Yankees en mi opinión sería Lance Lynn. Ya estuvo en los Yankees y aunque pasó sin pena ni gloria, ha dado un paso adelante claro desde entonces mostrándose muy sólido. La mejoría en los K/9, ha compesado otras carencias de un lanzador que vive y muere con su bola rápida y que ha cobrado vida en su madurez. Tiene un contrato por 8 millones para el próximo año que le debería de hacer un objetivo prioritario, sería un fantastico equilibrador de payroll. El problema es el precio que va a ser alto, e incluso puede ser que poco realista. Hablamos de Andújar, un brazo interesante como Nelson y es posible que sea insuficiente para Texas.

Análisis económico y deportivo de Lance Lynn.

Fuente: Statcast y Spotrac

Mike Minor es un lanzador interesante, barato y que acaba contrato. Por ahí cumple todos los deseos de Cashman. Este año ha empezado con dificultades y le ha costado establecerse en los partidos. Se le ha visto con poca fuerza y responde a un perfil peligroso en el Bronx. Flyball pitcher con poca velocidad en el brazo, vamos lo que es ahora mismo JA Happ. Va a tener mercado y hay equipos que van a mostrar más interés que los Yankees.

Robbie Ray y Marco Gonzales

Robbie Ray siempre ha estado en la rumorología Yankee. Ha empezado la temporada horrible y los D’backs tampoco está cumpliendo. Una máquina de K/9, que al ser un rental, ya que es agente libre al final de este año y unido a su rendimiento no va a requerir un sacrificio grande en cuanto a talento y su coste es razonable. Un juguete roto que si te crees más listo puedes querer arreglar, un riesgo asumible.

Marco Gonzales, el abridor de los Mariners es otro nombre que ha circulado bastante. Tiene un contrato muy favorable, pero no me encaja. Es un lanzador totalmente «finesse», de cortar esquinas, outs por vía terrestre, poca velocidad y pocos strikesouts. No encaja para nada en lo que han buscado los Yankees tradicionalmente en los abridores, que por ejemplo el año pasado no mostraron interés por Stroman, un lanzador en este esquema cuyo precio fue asequible.

La defensa de Gary Sanchez

Mike Petriello, poniendo contexto, el traductor de la MLB de la información de Statcast a artículos muy interesantes que no se quedan en la superficie, escribe un artículo que va muy en la línea de lo que habíamos reflejado en relación a la contratación de Tanner Swanson como responsable de mejorar la defensa de Gary Sanchez, como ya hizo con Mich Garver.

La idea es priorizar un posición defensiva con una rodilla apoyada que le permita un mejor framing de los lanzamientos en la zona baja de strike. Se hace mucho énfasis en los pass balls, pero a efectos de FIP y de impacto real en la estadística de un pitcher, un catcher puede impactar el juego de un lanzador de manera más significativa a través del framing y es la idea en la que los Yankees están trabajando y por ahora en una muestra poco representativa con éxito.

Catching frame de Gary Sánchez en la zona baja de strike.

Fuente: Mike Petriello MLB.com

Da la sensación que su mal inicio con el bate no nos deja ver el bosque con claridad. No voy a decir que tradicionalmente es un jugador que empieza frío y estos tópicos. La calidad de Gary Sanchez como bateador es innegable, sigue impactando durísimo con la bola y los HR van a llegar más pronto que tarde. Los stikeouts siempre han estado ahí y confieso que hay algunos aspectos de su makeup que me generan dudas. Pero si su defensa mejora, esta muy por encima de la media en su posición en términos de WAR y los Yankees van a continuar con el experimento Gary Sanchez hasta que le tengan que dar un contrato largo.

Series mundiales o fracaso, sino lo entiendes, no eres de los Yankees.

 

 

Newsletter DosUnoSiete

Conviértete en Insider y recibe los mejores contenidos gratis en tu email