La granja de los Yankees

El año 2019 fue interesante para un farm system de los Yankees en transición después de graduar a los Baby Bombers. Los pitchers y la llegada de Jasson Dominguez son buenas noticias de cara al futuro.

El año 2019 fue interesante para un farm system de los Yankees en transición después de graduar a los Baby Bombers. Los pitchers y la llegada de Jasson Dominguez son buenas noticias de cara al futuro.

El año 2019 fue interesante para la granja de los Yankees, inmersa en una transición por buenas razones. Nueva York han conseguido desarrollar un núcleo de jugadores jóvenes, los ‘Baby Bombers’, que junto a la construcción de un roster profundo ha permitido a Cashman encontrar soluciones internas y operar con mucha flexibilidad.

Hay tres aspectos a analizar. Por un lado, los pitchers, que cumplieron con las expectativas en un proceso de  cambio profundo en la organización en el que sobresale la contratación de Sam Briend como coordinador de pitcheo. Los bateadores, como se esperaba, no tuvieron un año de progresos significativos. 2019 fue una temporada marcada por las lesiones y la ausencia de talento diferencial.

Y como aspecto final a destacar tenemos a Jasson Dominguez. No recuerdo un jugador que haya recibido comparaciones tan exageradas y que prefiero obviar. Pero hay una realidad detrás, y es que hasta Baseball América hizo una de las evaluaciones más  ridículas (en el buen sentido) que se han hecho de  un jugador que todavía no ha disputado su primer partido como profesional. Lo colocaban en la posición 38 del Top 100 de novatos.

Sí, 38, y no ha agarrado todavía un bate a nivel profesional. La apuesta de los Yankees ha sido tan fuerte como poner todo el dinero destinado a firmar agentes libres internacionales en 2019 en la misma cesta. Esto es relevante, porque es un cambio significativo en la política  de la organización que normalmente juega a la teoría de los dardos. Esto consiste en reclutar  jóvenes prestando más atención a la cantidad que a la calidad, entendiendo la dificultad de evaluar a adolescentes de 16 años que son en la mayoría de los casos melones sin abrir.

Siempre he creído que hay que traspasar a tus novatos antes de que se rompan. Es posible que Jasson Dominguez nunca tenga más valor que el que tiene a día de hoy.

Dicho lo cual, le coloco como el número uno en mi ranking para esta temporada por su potencial (grade de 70) y su valor en el mercado.

Metodología

Hay mucha investigación a través de numerosas webs especializadas detrás de este producto final.

  • MLB Pipiline 
  • Fangraphs
    • Tiene una herramienta fantástica que te permite filtrar estadísticas de todos los jugadores en una organización (aspecto importante, aunque convendría analizar el peso que se le otorga) y trabajan con el concepto de valor futuro de los jugadores aportando mucho contexto.
  • Keith Law de The Athletic. Un artesano del periodismo con mucho conocimiento sobre aspectos mecánicos y del scouting tracional. Tiene la oportunidad de ver a muchos jugadores en vivo y mucha información interna de scouts.
  • Prospect live

Mike Axisa de River Ave Blues publica su lista de Top 30 prospects. Su trabajo ha sido una referencia para mi y una de las principales razones por las que me embarqué en el proyecto de Dos Uno Siete. Axisa tiene ahora una página en Patreon con una suscripción en la que puedes acceder a su lista de mejores novatos y otros contenidos de mucha calidad, en línea con el gran trabajo que Mike ha realizado siempre.

Pinstriped Prospects es una web que aporta contenido gratuito y análisis más detallados para suscriptores. Robert Pimpsner es la mente detrás de la web y os recomiendo especialmente a Matt Kardos, un must follow en twiter, especialmente para estar al día de los Trenton Thunder.

Tom Kosensky: es mi referencia en cuanto al farm system porque pública un contenido trabajado, basado en una investigación profunda y en el que encuentro muchas similitudes con mis procesos de análisis.

Finalmente, los podcast de Baseball América me parecen una herramienta fundamental para conocer a los jugadores porque siempre cuentan con absolutos insiders de cada equipo, que quitando el sesgo de que todos estamos enamorados de nuestros prospectos, aportan pequeños detalles que no puedes encontrar en Google.

Mi segundo jugador rankeado y candidato a aportar desde ya, de hecho me sorprendería que en esta temporada corta no lo hiciera, es Clarke Schmidt.

Clarke Schmidt, lanzador diestro de 24 años. MLB ready.

  • Preparado para la MLB, presencia en el montículo, con serias posibilidades de formar parte de la rotación de los Yankees en un futuro cercano.
  • STUFF:
    • Bola rápida en las 95 mph (grade de 60), pero existen dudas de que pueda mantener la velocidad a lo largo del partido. Sinkeador (estilo Dustin May con menos velocidad) provoca muchas eliminaciones con este lanzamiento por vía terrestre.
    • Cambio (grade de 55) bastante desarrollado que utiliza sobre todo para eliminar a bateadores zurdos.
    • Su curva (grade de60) ha sido el elemento tranformador de su juego. Abandonó su slider y se convirtió en su lanzamiento de eliminar.

  • Fragilidad, varias lesiones, parece improbable que pueda asumir altas cargas de trabajo.
  • Sus k/9 mejoraron mucho el año pasado por la utilización de la curva y su impacto positivo en los whiffs. Pero los más importante es que sus estadísticas han mejorado cuando ha ido subiendo en el sistema.
  • La línea difusa entre el control de los lanzamientos, que a veces no ha sido el mejor y su dominio cada vez que ha ido subiendo de nivel en el sistema, con la capacidad que ha demostrado de ir mejorando su capacidad de competir son indicadores positivos en términos de command.

OPTIMISTA. Tiene todo (presencia en el montículo) para ser un tercer abridor y estoy convencido de que los Yankees van a apostar por él en esta temporada después de la buena impresión que transmitió en el Summer Camp. Su capacidad por eliminar por vía terrestre y el desarrollo de la curva como un lanzamiento capaz de eliminar bateadores de forma consistente, son la cara de la moneda. Las lesiones y el dominio de sus lanzamientos son la cruz.

REALISTA. Jugador castigado por las lesiones que tiene que reconvertirse a relevista o a un rol residual en la rotación.

Deivi García, lanzador diestro de 20 años. Triple A ETA 2021

  • Deivi Garcia tuvo a sus 20 un 2019 increíble e incluso a final de año se le tuvo en cuenta para jugar en la mayores. Se estrelló contra un muro en Triple A y este año ha dado la impresión de estar verde todavía para MLB. Ha llegado con muy poca velocidad al summer camp, con poca fuerza en el brazo, lo cual no sabemos a que responde.
Estadísticas de Deivi García en 2019.

Fuente: Fangraphs. Análisis de las estadísticas de Deivi García en 2019.

  • Artículo analizando en profundidad la gran temporada de Deivi García en 2019 y lo que puede llegar a ser como jugador.
  • STUFF:
    • Bola rápida en las 93-95 mph (grade de 60), con uno de las mayores rotaciones en todas la menores, que junto con su excepcional curva le ha permitido un 13.3k/9.
    • Su mejor lanzamiento es la curva que lanza con tilt de 12-6 (el bateador ve la pelota a las doce en punto y cuando va a batear la pelota rompe fuerte y tarde a las 6 de la tarde). Provoca muchos WHIFFS y ha sido el factor diferencial, aunque el año pasado tuvo problemas con el grip de este lanzamiento.
    • Introdujo un slider (grade de 55) que lanza con confianza en los partidos y que contribuye sobremanera a su repunte en los strikeouts.
    • Su cambio (grade de 50) tiene que mejorar sobre todo para poder enfrentar con garantías a bateadores zurdos.
  • Hay muchas dudas en cuanto que su tamaño le permita ser abridor en grandes ligas y que sea capaz de mantener su mecánica a lo largo de los partidos. Por otro lado es un jugador muy atlético.
  • Conforme ha subido de nivel ha lanzado más stikeouts. El año pasado acabó el año con problemas claros de control. Hay varios factores a considerar como la carga de trabajo, pero en sus últimas actuaciones ataca menos a los bateadores. Necesita mejorar en términos de control y llegar al promedio (grade de 50) para tener un posibilidad realista de ser un abridor MLB.

OPTIMISTA. Su adorado Pedro Martinez es una comparación que le queda muy grande, pero que ayuda a entender lo que es como jugador. El año pasado ascendió meteóricamente por el sistema y tiene que demostrar consistencia. Un tercer abridor que aporte 150 entradas, con muchos strikeouts y con problemas de control puntuales cuando tenga que forzar su mecánica más de la cuenta, un buen final para los Yankees.

REALISTA. Creo que Deivi García va a acabar en el bullpen (a la Seth Lugo), y no tiene porque ser algo malo. Podría ser una estrella del bullpen en un esquema a la  Jonathan Loaisiga, con un stuff con  lanzamientos con mucha rotación y que le va a permitir eliminar por strikeouts y generar muchos contactos malos.

Bateadores:

Ha sido un año sorprendente con pocas promociones a lo largo del sistema, en unos casos por lesión y en otros simplemente porque no hay talento diferencial.

Canaan Smith dominó en Charleston en clase A durante toda la temporada 2019 (.307/.405/.465; 154 wrC+) y nadie entendió que los Yankees no le subieran a Tampa en algún punto de la pasada temporada; obviamente la organización tendría sus razones. No es eligible para el Draft de regla V hasta 2021 con lo que los Yankees tienen tiempo más que suficiente para valorar a Smith como prospect, lo cual es importante en el mundo post Coronavirus. Un bateador zurdo, con disciplina en el plate y que ha dado un paso adelante importante en cuanto a habilidad para batear.

El nuevo chico maravilla del que todo el mundo habla es Oswald Peraza, un shortstop de 19 años que MLB Pipeline entiende que es el mejor jugador del sistema en términos de defensa en una posición premiun. Peraza ha sido capaz de evolucionar su juego en ataque también, y en Charleston redujo su ratio en K/9 en un 12% hasta un interesante 13.5 % K . No hay poder en su bate por ahora, pero es un chico en plena maduración. Si junta su excelente defensa, con sus habilidades como bateador y su buena velocidad en las bases, su stock va a subir como la espuma en los rankings yen el caso de que el poder asome se puede convertir  en un activo muy valioso para la organización.

Estevan Florial ha perdido su estatus de prospecto estelar en medio de las lesiones, pero es un jugador con todas las condiciones para que algún equipo le dé una oportunidad. La falta de disciplina en el plate es su asignatura pendiente, y sus progresos en este aspecto muy pocos. Su tiempo de New York se acaba, y no hablamos de fatiga del prospect. Ha sido una mezcla de mala suerte y oportunidades desaprovechadas, metiendo una fragilidad evidente en la ecuación. Pero mucho talento para que alguien no se crea lo suficientemente listo para apostar por él, un cinco herramientas en potencia.

La armada de lanzadores. Sam Briend y la teoría de los dardos.

Los Yankees protegieron en su roster de 40 al relevista Brooks Kriske y a los abridores Miguel Yajure, Luis Gil,Luis Medina, Nick Nelson, Mike King y Albert Abreu.

Abreu es un lanzador muy interesante y tendemos a olvidarlo porque las lesiones y su inconsistencia han detenido su desarrollo. Pero no sería el primer lanzador con brazo poderoso y velocidad diferencial que hace click. La coyuntura actual complica sobremanera su situación en la organización, a pesar de que acaba de debutar en las Mayores, pero da la sensación de que es un movimiento que obedece a que los Yankees lo ven prescindible y no les va a importar tomar una decisión drástica para hacer espacio en el roster.

El factor sorpresa dejando fuera a  algunos jugadores a priori más interesantes  fue la inclusión en el roster de 40  de Brooks Kriske. A sus 26 años, Kriske nunca ha lanzado por encima de Doble A, siendo dominante en Trenton en 2019 (32.2% K; 2.82 FIP) y acaba de debutar en grandes ligas. Hay dos señales preocupantes a considerar; aunque sólo ha concedido 3 HR en 105.1 entradas, su flyball rate del 52.7% no parece ideal para un relevista diestro en el Yankee Stadium. Su 11.6% de bases por bolas (como ya demostró en su primer cameo MLB) concedidas nos enseñan el camino por donde pueden llegar los problemas.

Medina, mi favorito, tuvo en 2019 una de las temporadas más locas que recuerdo. Empezó el año en su peor versión con una horrible ERA de 8.34 en sus primeras 14 aperturas, descontrolado (18.9% BB/9) y concediendo HR (1.24%). Nunca fue una receta de éxito conceder boletos y HR.  Pero de repente algo cambió (esperemos con cierto ventajismo que sea Sam Briend) y Medina fue capaz de lanzar para un ERA de 1.77 en sus últimas 8 apariciones, 35.2% K/9, 8.45 BB rate y 0.20 HR/9. Una transformación radical, pero si me dijeran que jugador crees que tiene más potencial de ace en los Yankees, Luis Medina es mi hombre.

Yajure o mister consistencia, no arrasó porque no es ese tipo de lanzador, dominó Tampa y  Trenton. Yajure se mostró eficiente en Tampa, lanzando 127.2 entradas con una ERA de 2.26 (2.73 FIP), para cerrar el año con 11 sólidas entradas en Trenton. Yajure (fue el líder en la organización en cuanto a ERA y FIP para pitchers que lanzaron 75+ entradas). Puede eliminar con ponches, pero  por ahora hay finura, cortar esquinas. Estamos en el esquema comando/control (5.4% BB) y la habilidad para generar groundouts (54.6% en Tampa). Igual no es lo más seductor, pero va a sonar unas cuantas veces el teléfono de Cashman preguntando por él, y con la necesidad de abrir espacio en el roster de 40 parece una posibilidad que salga de la organización.

Nelson tira piedras y lanza strikeouts (30.2%); está empezando a desarrollar sus lanzamientos secundarios. Hay algo de Chad Green en Nelson; dado que es capaz de mantener la velocidad a lo largo de los partidos, es fácil vislumbrarle lanzando tres veces por semana, varias entradas en situaciones complicadas. Su debut en grandes ligas ha sido estupendo. Su segundo partido, un desastre, esperable porque Boone le expuso para salvaguardar el bullpen. Tiene todas las herramientas para dominar como relevista, pero los Yankees van a trabajar para sacar algo más, tenerlo por seguro.

Luis Gil, Roansy Contreras, Yoendrys Gomez. Los Yankees tienen un ejército de lanzadores diestros ultra-talentosos en clase A avanzada y por eso se han traído al mejor, Sam Briend.

¿Por qué?

Porque entienden que dándole a un genio de la tecnología y el desarrollo de los jugadores, con excepcionales habilidades comunicativas  tantas opciones; poniendo todo  el talento a su disposición, va a ser capaz de acabar con los años de incapacidad en desarrollar abridores  y alguno de estos chicos se va a convertir en el ace de futuro que necesitan los Yankees para mitigar el efecto que el contrato de Gerrit Cole y los futuros compromisos con Gleyber y Judge van a generar. Ganar de manera sostenible solo entiende de un camino en el marco del convenio actual: el desarrollando tus propios pitchers abridores.

Cashman tiene envidia de los Dodgers, quiere copiar el modelo y mejorarlo. Está todo inventado.

 

Te podría interesar saber más sobre ¿Qué hay en el sistema de granjas de Boston?

Newsletter DosUnoSiete

Conviértete en Insider y recibe los mejores contenidos gratis en tu email