Algunas reflexiones sobre las Series de División

Superada la "trampa" de la ronda de comodín, regresaba el formato estándar aunque con una dinámica bien distinta. Les echamos un vistazo a las cosas más interesantes de las Series de División

Algunas reflexiones sobre las Series de División

Los playoffs de la Major League Baseball avanzan a toda velocidad durante el transcurso del mes de octubre, y es que en un visto y no visto hemos dejado atrás la ronda de comodín, la Series de División y ya nos hemos plantado en unas Series de Campeonato que son la antesala del Clásico del Otoño,  la Tierra Prometida para todos los supervivientes a esta temporada exprés.

Sin embargo, la dinámica ha sido diferente y complicada al mismo tiempo, pero no por la pandemia del coronavirus y por la que se ha organizado una serie de burbujas para continuar con el éxito descomunal de una campaña llena de desafíos y para cuyo desenlace crucemos los dedos para no tener ningún sobresalto en lo poco que nos resta, sino por un calendario que roza la inhumanidad al forzar la disputa de todos los encuentros de forma consecutiva sin descanso alguno y es un escenario muy alejado de la tradición del pasatiempo nacional.

Atlanta Braves vs Miami Marlins

Cuando hablamos de la trampa que suponía la ronda anterior, ningún equipo lo ejemplificaba mejor que los Cincinnati Reds, club diseñado por un laboratorio para dar la sorpresa en una serie corta, pero que no contó con que los Atlanta Braves iban a igualar cero a cero lo que lograran sus starters y dejar que su talento superior terminara imponiéndose.

Algo parecido terminaría ocurriendo en este imprevisto duelo contra unos Marlins que están dando los pasos adecuados de cara a regresar a la competitividad y que se han sobrepuesto a todos los obstáculos a este 2020 tan raro que nos ha tocado vivir, pero que no fueron capaces de dar con la solución contra el imponente trío de Fried, Anderson y Wright, que han logrado algo que no se veía desde 1905 como son cuatro shutouts en cinco partidos de postemporada y que han ensombrecido en parte a un lineup que ha producido cuando se le requería y mostrando pegada de principio a fin con un Travis d’Arnaud en estado de gracia más un bullpen para el que los Marlins no tuvieron argumentos durante toda la eliminatoria, pero cuyo próximo rival supondrá un desafío en toda regla…

Los Ángeles Dodgers vs San Diego Padres

Y ese adversario no es otro que Los Ángeles Dodgers, un contrincante que es muchísimo más equilibrado de lo que eran los Marlins y cuya profundidad en todas las áreas nos puede deparar el choque soñado en este momento de la postemporada, pero no nos adelantemos a los acontecimientos.

En este sentido, ese cruce ideal bien podría haber sido su enfrentamiento contra los Padres, pero los vecinos del Sur no pudieron afrontarlo con la presencia de Lamet y el impacto de Clevinger apenas duró una entrada, pero su fortaleza mental y un turno de bateo del que se espera que crezca a corto plazo le hizo no perder la cara a la serie e incluso hubo algún momento que bien podría haber cambiado la dinámica de no haberse producido la formidable captura de Bellinger para evitar el home run de Tatís Jr. que adelantaba a su equipo.

Que duda cabe que el resultado habría sido diferente de contar con la presencia de ambos pitchers titulares y la futura consagración de Patiño, Morejón y sobre todo MacKenzie Gore, pero el mayor fondo de armario de los Dodgers terminó dándoles la razón aunque la intranquilidad se ha adueñado de la novena entrada donde Kenley Jansen quizás no debería ser la primera opción en su futuro duelo contra Atlanta.


Te puede interesar leer más sobre la temporada de los San Diego Padres


Oakland Athletics vs Houston Astros

Los californianos han sufrido en sus propias carnes ese proverbio de “Ten cuidado con lo que deseas” y es que tenían justo donde querían a los Astros, al Enemigo Público Número Uno… para darse de bruces con la realidad, una muy dolorosa y es que los texanos se muestran como el ataque formidable de antaño que despedazó tanto a los abridores como a los relevistas de un magnífico equipo que no dieron con la fórmula de contenerles al anotar 33 carreras en 35 entradas. Los peloteros más destacados de Houston fueron George Springer y sobretodo Carlos Correa, que ha asumido su rol como Bad Boy temporal y que fue un tormento durante toda la eliminatoria, al igual que el resto de sus compañeros.

Por mucha animadversión que se les pueda tener debido a su comportamiento en 2017, nadie puede negar el enorme trabajo realizado por Dusty Baker ,que ha tenido que navegar entre incontables contratiempos hasta situar a los texanos entre una realeza de la Liga Americana a la que aspiraban los Athletics. Los de Oakland rara vez tuvieron respuestas ante un rodillo imparable y les tocará volver a esperar para ganar el último partido del año… una campaña más.

Tampa Bay Rays vs New York Yankees

Probablemente nada ejemplifica mejor la enorme igualdad entre Rays y Yankees que el hecho de ser la única eliminatoria de la ronda divisional que se fue al quinto partido. Un escenario extremo al que fueron sometidas ambas organizaciones antes de encontrar a un vencedor. Es cierto que los Yankees deben estar más que satisfechos con su hombre de los $324 millones, que demostró los motivos por los que se le dio ese megacontrato con una actuación soberbia hasta un home run de Meadows.  Y únicamente el acolchado de las gradas de Petco Park impidió que Aaron Judge pudiera evitarlo.

Como suele ocurrir, la clave estuvo en los pequeños detalles, en una mejor ejecución del planteamiento original desplegado con maestría por los Rays y en una pizca de suerte. El héroe anónimo fue Mike Brousseau, un jugador undrafted, que además de la victoria encontró su particular venganza contra un Aroldis Chapman por el que casi fue «decapitado» el pasado 1 de septiembre. Con su cuadrangular Brousseau envía a los de St. Petersburg a esa tan ansiada siguiente ronda, y a los neoyorquinos a una infinita espiral de dudas y una offseason en la que tendrán que dar con la fórmula para acabar con una sequía de títulos que ya va camino de los once años. Y eso es una barbaridad en el Bronx…

Newsletter DosUnoSiete

Conviértete en Insider y recibe los mejores contenidos gratis en tu email